Los 7 alimentos para controlar el colesterol
1. Avena

La avena no solo es uno de los cereales más completos desde el punto de vista nutricional sino que, además, también es el más saludable.

Resultado de imagen para avena

Contiene pequeñas cantidades de ácidos grasos tipo linoleico que, en conjunto con su fibra y la lecitina, contribuyen a reducir los niveles de colesterol en la sangre.

Su aporte de avenasterol, un tipo de fitosterol, reduce la absorción de este lípido en el intestino y frena su acumulación en las paredes arteriales.

Resultado de imagen para cebada

2. Cebada

La cebada contiene un tipo de fibra soluble conocida como beta-glucano que, tras ser asimilada en el cuerpo, disminuye los niveles de colesterol malo (LDL).

Su composición nutricional, similar a la de la avena, hace que sea una excelente opción alimentaria para los pacientes con hipercolesterolemia.

Contiene un antioxidante conocido como tocotrienol, localizado en las cáscaras de sus granos, el cual ayuda a proteger las arterias frente al daño oxidativo.

Resultado de imagen para aguacate
3. Aguacate

Conocido por sus múltiples aplicaciones en la gastronomía, el aguacate es un alimento delicioso que beneficia la salud de aquellas personas con colesterol malo (LDL).

Contiene ácidos grasos poliinsaturados que, en lugar de acumular lípidos en la sangre, promueve la eliminación de los que ya están presentes.

Su fibra y aminoácidos esenciales ayudan a metabolizar con más facilidad las grasas y evitan que se absorban en el intestino.

Por otro lado, cuenta con unas sustancias vegetales conocidas como estanoles y esteroles que, en el organismo, frenan la acumulación de estos lípidos.

Resultado de imagen para pescado azul

4. Pescado azul

El pescado graso o azul es un gran aliado para los pacientes con hipercolesterolemia y triglicéridos altos.

Su alta concentración de ácidos grasos poliinsaturados omega 3, además de sus antioxidantes, mejoran la elasticidad de las arterias mientras frenan la formación de placa en sus paredes.

Estas grasas saludables actúan como agentes de limpieza en la sangre, ya que remueven los lípidos que no se necesitan y aumentan la vasodilatación arterial.

Entre las variedades recomendadas se destacan:

Sardinas
Atún
Salmón
Boquerones
Anchoas
Caballa
Chicharro
Arenque

Resultado de imagen para vegetales de hojas verdes
5. Vegetales de hojas verdes

Los vegetales de hojas verdes se han hecho muy famosos en todo el mundo por ser excelentes aliados para combatir el exceso de peso.

Su bajo contenido calórico y alto aporte de nutrientes esenciales contribuye a mejorar la actividad metabólica para una óptima utilización de las calorías.

Más allá de esto, contienen fibra y sustancias antioxidantes que promueven la reducción del colesterol malo (LDL) que pone en riesgo la salud cardiovascular.

Su pequeño aporte de estanoles y esteroles frena la absorción intestinal de este lípido y ayuda a mantener unas arterias saludables.
Resultado de imagen para legumbres
6. Legumbres

El consumo regular de legumbres puede prevenir y controlar los niveles de colesterol malo (LDL) gracias a su alto contenido de fibra dietética.

Este nutriente esencial, apoyado por sus compuestos antioxidantes, frena la absorción de este compuesto graso en el intestino, manteniendo solo la cantidad necesaria para el cuerpo.

De paso, son excelentes aliadas para hacerle frente al exceso de peso, una condición que también influye en los descontroles de esta sustancia.

Las recomendadas son:

Frijoles
Lentejas
Guisantes
Garbanzos
Soja

Resultado de imagen para arandanos

7. Arándanos

Los arándanos son pequeños frutos ricos en antioxidantes y fibra dietética cuya asimilación contribuye a frenar el exceso de colesterol.

Su ingesta en su estado natural, ya sea a través del fruto o el jugo, limpia las paredes arteriales y remueve la placa que aumenta el riesgo de obstrucción.

Esto permite reducir el riesgo de trastornos del sistema cardiovascular y circulatorio, promoviendo el bienestar del cuerpo.

Para finalizar es bueno dejar claro que, aunque todos estos alimentos reducen el colesterol, su ingesta debe estar apoyada con un plan de alimentación saludable.

De nada sirve consumirlos de manera habitual si se siguen ingiriendo otros ricos en colesterol en exceso.