5 infusiones naturales que te ayudarán a tratar el hígado

2. Infusión de alcachofa

Resultado de imagen para alcachofa
Por su capacidad para reducir la acumulación de grasa en el cuerpo, la alcachofa es uno de los remedios más recomendados para tratar el hígado graso.

Contiene fibras naturales y sustancias antioxidantes que promueven la limpieza de este órgano, por lo que evitan la acumulación de lípidos en sus tejidos.

Ingredientes
3 tazas de agua (750 ml)
1 alcachofa
Preparación
Vierte las tazas de agua en una olla y ponlas a hervir a fuego alto.
Una vez hierva, añade una alcachofa troceada y déjala a fuego mínimo durante 3 minutos.
Espera que la bebida repose y sírvela.
Modo de consumo
Consume una taza de infusión de alcachofa antes de cada comida principal.

3. Infusión de diente de león

Resultado de imagen para diente de leon

Las propiedades depurativas de la infusión de diente de león facilitan el tratamiento del hígado graso para evitar molestias digestivas y problemas inflamatorios.

Esta bebida contiene antioxidantes y minerales esenciales que, en conjunto, apoyan el metabolismo para una óptima descomposición de las grasas.

Ingredientes
1 taza de agua (250 ml)
1 cucharada de diente de león (10 g)
Preparación
Hierve la taza de agua y agrégale una cucharada de diente de león.
Deja que repose 15 minutos y cuélala.
Modo de consumo
Toma 2 o 3 tazas de infusión durante 2 semanas seguidas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies