La nariz es una parte importante en la armonía del rostro, pero también puede advertir algunos trastornos y enfermedades

7 cosas que puedes saber gracias a tu nariz
En las personas sanas, el moco es escaso y algo transparente, pero cuando existe una infección o fiebre, el color se torna amarillento, verdoso y espeso.

La nariz es parte clave en la armonía del rostro y está asociada al concepto de belleza. Pero su función va más allá de percibir olores, pues se pueden obtener información a partir de la forma y color de la mucosa, entre otros. Se pueden advertir algunos trastornos y enfermedades, que van desde una alergia o sinusitis hasta enfermedades neurodegenerativas.

1. El color de la mucosa nasal. Puede ser señal de infecciones virales, como los catarros o trastornos alérgicos. “Una coloración pálida, azulada o blanquecina, con un aumento del grosor, es muy típica de pacientes alérgicos al polen, los ácaros o por rinitis, que sufren una inflamación crónica de la nariz acompañada de estornudos, mucha mucosidad y lagrimeo ocular, además de mala respiración y pérdida del olfato. En estos casos se recomienda un estudio alérgico completo y un tratamiento médico que puede ser complementado con cirugía”, explica a El País.com Javier Galindo, cirujano especializado en rinoplastia.

En las personas sanas, el moco es escaso y algo transparente, pero cuando existe una infección o fiebre, el color se torna amarillento, verdoso y espeso. Las costras duras advierten sequedad ambiental o problemas como la desviación o perforación del tabique

Cosas
La nariz roja no es un efecto del abuso de alcohol, sino que está asociada a una rosácea