1. Gomitas

Si las gomitas y otros tipos de golosinas estaban entre tu dosis diaria de diversión cuando eras niño, y tal vez incluso ahora, puede ser difícil saber cómo se hacen realmente. Para empezar, los cerdos son desinfectados y asados antes de tener la piel pelada. Luego, la carne se amontona en una máquina que convierte la piel en un pegote congelado. A partir de ahí, la gelatina se prepara en cuerdas, y milagrosamente se transforma en trozos de caramelo masticable de tamaño apto para comer.

cosas
Ya que los geles producidos son termorreversibles, los caramelos se pueden derretir mientras se calientan en la boca. Tanto la textura como la cantidad de tiempo que tarda un caramelo en disolverse en la boca puede ser controlado por la cantidad de gelatina de su receta. Además, el pH se controla químicamente mediante la adición de ácidos, como el cítrico, láctico, fumárico y málico. También llevan aromatizantes, lubricantes y potenciadores del brillo, que contienen cera de abejas, aceite de coco, cera de carnauba, aceite mineral, aceite de soja hidrogenado, concentrado de pera y esmalte. Claro que, seguro que prefiere todo esto, al sabor de huesos y sobras cárnicas trituradas, ¿sí?

novolveras